¡Llevamos ya 20 años celebrando el Día Internacional de los Museos en este centro!

Desde que nació este #BlogYsabel siempre dedicamos la entrada de mayo al tema que el ICOM nos propone a los museos para celebrar este Día. Este año el lema es “Museos por la Educación y la investigación” y, como sabéis todos aquellos que nos seguís habitualmente, en este 20 aniversario de la apertura al público del Palacio Real Testamentario estamos haciendo balance, recuperando actividades y organizando nuestros recuerdos de estos últimos 20 años. Con todo esto nos hemos dado cuenta de lo importante que ha sido, y sigue siendo, el concepto de EDUCACIÓN para el día a día de este centro.

Desde su apertura, uno de los principales objetivos que nos marcamos fue el de dar a conocer la apasionante historia que encierra este lugar y que durante tantos y tantos años ha estado aletargada en la memoria colectiva. Tuvimos claro desde el principio que la mejor forma de traer a la actualidad la figura de la reina Isabel I de Castilla y las historias y acontecimientos históricos que han tenido lugar en estas Casas Reales de Medina del Campo, es a través de la investigación y la educación.
A lo largo de todos estos años la investigación nos ha ofrecido los conocimientos necesarios para poner en marcha todas las actividades enfocadas a la educación, uno de los pilares básicos a la hora de desarrollar nuestro día a día.
Educación y Museos han ido siempre de la mano. Dentro del concepto de museo siempre ha estado implícito el de aprender, descubrir, formarse, ilustrarse… el de EDUCAR. Y es precisamente ese concepto de educación en los museos lo que les hace más accesibles, más atractivos y mucho más dinámicos, lúdicos y por qué no, divertidos.
Con estas premisas es con las que llevamos 20 años trabajando, con el concepto de museo abierto, dinámico y activo. Y para ello hemos utilizado la educación como principal herramienta de trabajo.
¡Ojo! Muchas veces ligamos el concepto de educación en museos a niños y escolares, pero, aunque la educación en edades tempranas es algo básico y fundamental, no se ciñe sólo a este sector. La educación en los museos es mucho más amplia, se desarrollan actividades dirigidas a diferentes tipos de público, adaptadas en cada uno de los casos y con una serie de objetivos bien definidos.

Ver, observar, descubrir por sí mismos o ponerse en las manos del educador.

Cualquiera de las dos opciones es buena, no es necesario elegir entre una u otra, ambas son complementarias y tras ellas siempre está la imprescindible figura del educador. Visible o invisible, siempre está detrás de todo lo que complementa nuestra visita en un museo.

Tradición o innovación
Al igual que en el caso anterior, por qué elegir pudiendo tener la ventaja de ambas. Para muchos de los museos la combinación entre tradición e innovación es nuestro pan de cada día. Presentar nuestros contenidos de una manera lúdica, entretenida y actual en muchas ocasiones requiere la utilización de las nuevas tecnologías, de ideas innovadoras y actuales que estén a la orden día. Pero en otras ocasiones no hay nada mejor que una tradicional y buena visita guiada que nos descubra las grandes y pequeñas historias y curiosidades que encierra el museo y que nos ofrece la combinación perfecta para descubrir muchas otras cosas por nosotros mismos.

Pero ¿Cómo se ve desde fuera de los centros el concepto de Educación en los Museos?
Hemos querido preguntar fuera de nuestro entorno lo que significa para el visitante la figura del Educador de Museos y estas son algunas de las respuestas que nos han dado:

Nuestra experiencia.
A lo largo de estos 20 años hemos experimentado con diferentes formatos dentro de nuestro canal educativo. Los niños, bien como complemento al sistema educativo, bien en el ámbito familiar, son el sector que más hemos beneficiado en este aspecto. Lo hemos hecho a través del programa didáctico escolar, de diferentes talleres educativos se ofertan a lo largo del año, juegos interactivos, búsquedas de “tesoros”, cuadernos didácticos, talleres de verano donde la diversión y la historia van de la mano, cuentacuentos como el que estrenamos con motivo de este Día Internacional de los Museos con el que hemos querido ir más allá y crear una historia interactiva, virtual y accesible a nuestros visitantes más jóvenes.
Pero al público juvenil y adulto no le hemos dejado de lado, creando actividades educativas específicamente dirigidas a ellos: Desde juegos de rol, visitas nocturnas, teatralizaciones, actividades inmersivas o nuestro escape room.

Ahora que nos hemos parado a pensar en este tema, podemos concluir que, para nosotros, investigación y educación van de la mano. La educación no dejar de ser una manera de comunicar conocimientos con un objetivo concreto y para llegar a ellos antes ha tenido que haber una labor de investigación. Seguiremos apostando por este binomio que nos permite descubrir, aprender y disfrutar del museo en partes iguales.

Por David García Esteban.

Historiador del Arte, conservador y gestor cultural.

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.